domingo, 12 de diciembre de 2010

Ángel o demonio.

Ángel o demonio.


Día 1.

Hoy me levanté y abrí mis alas hacia el sol, me levante pensando en lo de siempre “¿Qué soy, un ángel o un demonio?”. Como siempre… lo pensé un rato, pero la respuesta jamás llegó a mi cabeza.
Si lo pienso bien, he hecho más cosas malas que buenas, por lo tanto, creo que soy un demonio.

Día 1. (Noche)

Es hora de descansar, pero en mi cabeza… la duda quedará.

Día 2.

Hoy me levanté y abrí mis alas hacia el sol, me levante pensando en lo de siempre “¿Qué soy, un ángel o un demonio?”. Como siempre… lo pensé un rato, pero la respuesta jamás llegó a mi cabeza.
Si lo pienso bien, no soy un demonio puesto que tengo mis alas de plumas blancas, por lo tanto, creo que soy un ángel.

Día 2. (Noche)

Es hora de descansar, pero en mi cabeza… la duda quedará.

Día 3.

Hoy me levanté como siempre, pero mis alas ya no estaban, me la sabían arrancado, ya no estaban conmigo, ya no podía volar. ¿Será esto alguna clase de castigo?

Día 3. (Noche)

Es hora de descansar, pero en mi cabeza… la duda quedará.

Día 4.

Hoy desperté rodeado de gente, no son ángeles ni son demonios, más bien, son humanos. Eso quiere decir que estoy en la tierra, pero… ¿Por qué?

Día 4. (Noche)

…Soy humano.

Día 5.

Hoy al despertar ha venido ante mí un niño con una respuesta, me dijo que es aquí donde elegimos el camino y hacemos bien o mal, que esta… era mi respuesta y una nueva oportunidad, ahora lo entiendo todo y en cierta forma me alegra, todo esta como debía estar.

Día 5. (Noche)

Ya se lo que quiero y lo que antes era, pero en tu cabeza… la duda quedará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario