domingo, 12 de diciembre de 2010

Sin cambios aparentes.

Sin cambios aparentes.

Quizás es hora amor mío, de rendirse a la corriente y dejarse llevar despacio y sin quejarse hasta hacer de nuestro tiempo juntos un recuerdo en el olvido. No, aún no es buen momento. ¿Recuerdas como solía ser todo entre nosotros antes de llegar hasta este punto? Yo sí, yo lo recuerdo perfectamente.

Han venido una y otra vez esas personas con sus mismos uniformes y palabras, todos aseguran que esto es un malentendido de mi parte y que con el tiempo pasará, que seré tan libre como antes… y no estaré confinado a un mismo sitio en un solo lugar. Al parecer ellos no saben que jamás he sido prisionero desde que tú estás.

Hoy ha venido tu hermana a verme y me ha pedido cada una de las fotos tuyas que conservo, dice que por mi bien yo simplemente debería dejarte ir de una vez por todas y continuar con mi vida. Sí amor, le he dado cada una de las fotos, ¿pero sabes? no necesito una foto para recordarte, tengo en mi cabeza los recuerdos de tus besos y cada instante juntos, además… tu sigues aquí conmigo.

Hey, amor, es tarde justo ahora y debo dormir un poco, ¿Quieres quedarte aquí conmigo por esta noche? Prometo no intentar tocarte nuevamente ni sentirme miserable. Gracias cariño. Te amo ¿sabes? Sí, eso no ha cambiado… ni durante estos años tras tu muerte.


Fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario