viernes, 18 de febrero de 2011

Mañana.

Mañana.

Mañana nos levantaremos a la misma hora, en el mismo lugar de siempre y sin ninguna sorpresa, nos levantaremos despacio tras haber mirado al otro… y haremos la rutina del día a día, nada habrá cambiado en absoluto, la vida siempre será esta misma.

No veo el crimen en el hecho de despertar día a día a tu lado, si esa es monotonía, yo la escogería por siempre en cada uno de mis días porque no considero nada mejor que ese simple hecho de mirarte dormida al otro lado de la cama cada mañana al despertar, simplemente es así y eso tampoco cambiará.

Respecto a la misma rutina diré que es solo en parte, que es rutina solamente en el hecho de arreglarse e irse a trabajar, el resto… siempre ha sido un aspecto cambiante por los bordes pero constante en sus simientes.

Sí, mañana será otro día como todos, con la misma mujer, el mismo horario y procedimientos habituales, el mismo día ajeno al nombre, año y número de mes, el mismo día que ayer, antier y el resto tras haberte conocido y decidir que nunca más te quería lejana a mi vida y emociones. Sí, mañana será el mismo día que hoy, pero igual será grato mientras estés conmigo.

Hablando de hoy, te diré palabras diferentes comenzando desde ya en este escrito que es algo ajeno al día a día.

Comenzaré por decirte gracias por existir y por prestarle los ojos a estas palabras que son apenas una pequeña muestra de cómo pueden ser diferentes los días entre nosotros a pesar de ser iguales. Seguiré después por repetirte que te amo inclusive más de lo que te amaré mañana pero dejando en claro el día de mañana, que nunca podría amarte menos de lo que te ame el día de ayer. Continuando con ello te mencionaré despacio entre palabras que la decisión más correcta no ha sido estar contigo, sino haber insistido en que te quedases hasta lo que somos sin pensarlo algo incorrecto. Sí, hoy es uno de esos días donde podría simplemente morirme entre tus brazos sin quejarme de nada más. Te amo.

Retomando los mañanas, agregaré que será un placer mirarte al despertar y repetir el día a día… porque a mi me gusta esto de despertarte y saberte y por el resto de mi vida.

-Mañana-

No hay comentarios:

Publicar un comentario