jueves, 22 de agosto de 2013

Perros de circo.

Perros de circo.

Guardemos silencio por los perros de circo que brincan a la orden de tu lengua,
de aquel látigo imaginario que solo surte efecto en los idiotas...
y en aquellos corazones enamorados, masoquistas de mierda,
como perros en tu circo de miseria y poco encanto.

-Perros de circo-